Blockchain es una tecnología que puede aplicarse a diversos sectores, pero admitámoslo, no es algo sencillo de comprender, así que en este post vamos a explicar en qué consiste, y cuales son las posibles aplicaciones que puede tener en el sector asegurador, algunas muy similares a las que ya se están desarrollando en el sector financiero.

Blockchain, se traduce, literalmente, como «cadena de bloques», y es la infraestructura sobre la que se soporta el Bitcoin, y al margen de cualquier connotación subjetiva que pueda derivar del Bitcoin, el Blockchain, es simplemente la parte más «objetiva» de todo ello, es como el protocolo tecnológico sobre el que funciona Bitcoin, que permite, sobre todo, una gran fiabilidad contra cualquier intento de alterar las transacciones que sobre él se haya producido.

¿Y cómo se consigue está fiabilidad? Además de que estas transacciones se cifran en bloques, hay una caracteristica que lo hace especial y es que estas transacciones/bloques, en lugar de guardarse en un servidor centralizado, que representa un punto único de vulnerabilidad sobre el que se puede producir un intento de «pirateo», se guardan de forma distribuida en múltiples ordenadores, lo que hace que cualquier intento de alterar las transacciones sea algo más complicado (por no decir imposible).

Si combinamos esta fiabilidad en las transacciones, con que vivimos en un mundo en el que cada vez más personas y objetos se encuentran conectados, esto nos va a permitir deteminar con mayor precisión y transparencia qué sucesos ocurren en cada momento y lugar. Si tenemos en cuenta que una póliza de seguro es un contrato en el que ante ciertos sucesos ocurridos, se desencadenan ciertas acciones recogidos en cláusulas (como puede ser el pago de una indemnización o la prestación de un servicio), encontramos el encaje del Blockchain con el sector asegurador.

La mejor forma de entenderlo es mediante algunos ejemplos:

  • En un seguro de Viaje, si un vuelo sufriría una cancelación o un retraso, una plataforma de vuelos conectada a Blockchain confirmaría que el vuelo ha sufrido dicha cancelación o retraso, y de forna inmediata se procedería a ejecutar la cláusula correspondiente (propuesta de transporte alternativo, de cambio de vuelo, indemnización, …). Un ejemplo claro es https://fizzy.axa el seguro de retraso de vuelo lanzado recientemente desde AXA, y en el que el asegurado es indemnizado inmediatamente en caso de retraso del vuelo, sin que tenga que realizar ninguna reclamación.
  • En un seguro de Vida, en este caso hay una condición, binaria, que si cumple se resuelve el contrato y es si el asegurado ha fallecido o no. Blockchain podría contener los fallecimientos que actualmente se encuentran en el Registro Civil..
  • Cuando ocurre un accidente de tráfico se recogerían, automáticamente, todo tipo de evidencias sobre él (pruebas, testigos, atestado, peritación, …) de diferentes fuentes tramitaría de forma automática (reclamar, defender, indemnizar, reparar, …) en función de las condiciones de la póliza contratada por el asegurado (terceros, todo riesgo con/sin franquicia). y esto desencadenará automáticamente ciertas acciones.

En todo caso el Blockchain debe superar todavía algunos retos, para poder ser llevado a la práctica de una forma efectiva:

  • Temas regulatorios: de hecho cada vez más gobiernos e instituciones se están interesando por entenderlo y por conocer cuáles serían las aplicaciones concretas.
  • Ser capaces de identificar y de conectarse a fuentes de datos de calidad: ya empiezan a aparecer Startups especializadas en conectarse a estas fuentes de calidad, como por ejemplo: Oraclize.
  • Que exista una cierta masa crítica de «actores» que integre y utilice realmente el Blockchain dentro de sus procesos, para que así sea posible poder «resolver» cualquier transacción de la A a la Z sobre esta infraestructura de forma nativa y automatizada, si tener que recurrir a soluciones híbrida o con algunas partes basadas en procesos manuales.

Es por ello que quizás, el Blockchain tarde todavía algunos años en llegar al mainstream y que usuarios y empresas se beneficien de sus ventajas, sin embargo es hora de ponerse a trabajar desde los equipos de innovación en colaboración con las cada vez más Startups que están especializándose en este área.

Así que una posible definición sencilla de «Blockchain» podría ser: «un protocolo que optimiza y securiza las transacciones, utilizando una infraestructura distribuida», lo cual nos ayuda a comprender los posibles usos puede tener en Blockchain en el mundo del seguro.

La gran diferencia del Blockchains respecto a las infraestructuras que existen actualmente y que podrían llegar a hacer lo mismo es que todos estos procesos gozarían de una TRANSPARENCIA mayor, ya que esta información se guarda y procesa de forma distrubuida y publica, y eso le dota de una validez a la hora de resolver contratos, nunca vista hasta ahora, dando lugar a lo que se llamaba Smart Contracts (Contratos Inteligentes), es decir, si sucede A haz B, y si sucede C haz D

Y si estos Smart Contracts se combinan con el concepto P2Pinsurance, es decir, personas que se agrupan entre sí a modo de mutua para protegerse ante ciertos riesgos, podria darse una de las mayores disrupciones del sector asegurador, y es que los propios asegurados, a través de la plataforma P2P, serían totalmente autónomos para contratar las pólizas, y que estas se tramitarán automáticamente ante cualquier supuesto contemplado en ellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *