Internet, nacida en los 60, nos trajo en los 90, la hiperconectividad, que no es otra cosa que la exponencialidad aplicada al sector de la comunicación. Una exponencialidad que es la semilla de la DISRUPCION que comenzó a llegar a muchos negocios relacionados con el sector: discográficas, productoras de cine, prensa, … Ahora, el ritmo exponencial al que se desarrollan las tecnologías emergentes (Internet of Things, Big Data, Chatbots, Realidad Virtual/Aumentada/Mixta, Blockchain, Drones, etc… ) esta plantado la semilla de la DISRUPCION que está llegando a todos y cada uno de los sectores.

Al igual que para el resto de sectores, esta DISRUPCION, para el sector asegurador tiene un nombre INSURTECH (insurance + technology), supone una excelente oportunidad para mejorar la profesión aseguradora, haciendo que su rol pase cada vez más a estar ligado a una protección proactiva, evitando siniestros/accidentes ocurran, y diseñando soluciones personalizadas de protección en función de los diferentes riesgos a los que estamos expuestos cada uno de nosotros.

El instinto de protección es uno de los instintos básicos con los que nacemos de “serie”. Protegeremos a nosotros mismos, a aquellos a quienes más queremos, a aquello que nos hace felices es un acto reflejo, ser capaces desde el sector asegurador, de aportar superpoderes a este instinto de protección es lo que me hace ser un apasionado del INSURTECH. Te invito a que compartas conmigo la pasión por el INSURTECH visitando mis artículos y reflexiones en mi blog.